Speedmester ~ 16

Creo que hace un tiempo que no escribo algo… quisiera escribir acerca de este último semestre que aconteció de una manera eufóricamente acelerada.

Todo empezó hace poco cuando recién estaba llegando del loco paseo por EEUU… volví para Chile y comenzó otro año más de estudios. La mayoría de los cursos nuevos de la universidad no eran muy interesantes que digamos, pero si había uno, el taller de videojuegos, que al menos compensó en cierta medida la falta de… de… querer inventar mundos, historias y personajes.

Se realizaron proyectos emocionantes para ese curso. En mi caso podría mencionar proyectos como Orphlame, El Planeta del Exilio y Reinforcements! que fueron aquellos en los que más disfruté trabajando.

En algún momento mencioné que quería dedicar un tiempo para programación de juegos y justamente aproveché la instancia de este curso para realizar el proyecto de Reinforcements! para el examen que requería mucha programación y también modelado 3D. Me di cuenta que era quizás el proyecto más ambicioso en el que he trabajado para la universidad por todo lo que involucraba. Al final terminó bien y con resultados satisfactorios.

Esos proyectos y el semestre en general me ayudó a darme un poco más de cuenta de las cosas que verdaderamente me gusta y disfruto haciendo.

A diferencia de otros semestres, no hubo muchas instancias para disfrutar con amigos. No soy de ir a fiestas grandes y locas. Soy de quedarme en casa solo o con amigos jugando juegos y pasando un buen rato, pero no sé bien si era yo solo o todos que estábamos un poquito más distanciados que otros semestres. Sí podría mencionar que dejé de salir un poco luego del evento más importante quizás de todos, o al menos el que más me dejó… modificado.

Lo volveré a narrar solo por liberarlo bien… Se suponía que el semestre pasado me gustaba alguien que en realidad sí me gustaba. Esperaba con ansias regresar de mi viaje para poder verla de nuevo. La felicidad al regresar no duró mucho ya que el tiempo reveló un poco más la personalidad de cada uno y eso no conllevó resultados muy positivos. Llegué a aceptar que era una persona que pensaba demasiado e imaginaba cosas que no eran y me dispuse a cambiar de a poco. Aún así, ya era tarde. Ya había cometido muchos errores y torpezas que me hicieron dudar tanto a mí como a ella. Ninguno de los dos parecíamos estar contentos con la situación así que por más de lo mucho que quería estar con ella tomé la decisión de dar fin al tema. No me sentía capaz en esos momentos de lograr mucho más sabiendo que ella estaba más feliz estando sola haciendo lo que le gustaba y no perdiendo el tiempo con un bruto emocionalmente desajustado de comentarios inoportunos y equívocos. Quizás ella piense que para mí también fue todo producto de mi imaginación pero no lo fue. Aún la quiero mucho y sí me arrepiento de vez en cuanto de haberla dejado sabiendo que ella tampoco estaba pasando por muy buenos momentos en su vida. Después de eso rara vez nos vimos. No quisiera seguir teorizando pero, seguramente ella ya lo olvidó todo mientras yo aquí sigo rompiéndome la cabeza con el tema cuando ando emocionalmente frágil. Bueno… nimodo. Estaría bueno si ella alcanzara a leer esto al menos para que supiera porque quién sabe cuánto tiempo pase solo para volver a verla por 5 minutos y decirle un simple “hola”.

En cualquier caso… fue un buen semestre, y ahora espero poder empezar a re-escribir Involution pero esta vez en español, eso mientras no termine en el hospital a causa de cálcuo renal.. uggh…

Advertisements

Did you like this? Comment! :D

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s